¿Workplace? ¿eso significa que puedo conectarme a internet y trabajar desde allí?

A nadie le gusta trabajar en frente de su jefe. Es un hecho.

Como adictos a las cafeterías que somos sabemos que cada día hay más gente que usa éstos espacios como lugar de trabajo, estudio o lectura.

En nuestro local tenemos una serie de puestos preferentes para que enchufes tu ordenador, te conectes y comiences tu jornada laboral acompañado por el aroma de un buen café y un croissant francés recién horneado. Y sin límite de tiempo.

Nuestra experiencia personal como profesionales freelance en distintas áreas nos permite conocer las necesidades de cualquiera que acude a un espacio público a trabajar, tener una reunión de trabajo informal, leer o repasar los apuntes, por eso queremos adaptar el espacio a clientes como nosotros.

Más allá del wifi gratis (claro), hablamos de tener enchufes accesibles, cargadores universales, mesas suficientemente grandes, cajoneras con llave para poder ir al baño sin dejar el portátil desatendido y muchos otros detalles que parecen irrelevantes, pero que nosotros sabemos que son importantes.